Los imprevistos del MEF (Monitoreo de Ejecución Física) del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (FONACIDE)

reAcción Paraguay
4 min readAug 23, 2018

En una hermosa mañana de agosto fuimos los voluntarios de ReAcción a visitar una escuela ubicada en el km 12, llamada Escuela Básica N°7877 Alborada.

Nuestra aventura comenzó cuando tomamos un bus que nos dejaría en el km 10, a varios kilómetros de donde queríamos ir. Nos bajamos lo más cerca que el bus podía dejarnos de nuestro destino, desde ahí comenzamos a caminar. Por el camino nos topamos con varios animales, varias vacas, algunos perros que nos ladraban, muchos se asustaron por los perros inclusive Josías -otro voluntario- se escondió detrás de mí por miedo. También encontramos un montón de gusanos de basura, era bastante atractivo y asqueroso al mismo tiempo. La tierra estaba dura, no había mucho polvo, lo cual era genial. Las personas nos saludaban y nosotros a ellas, todo iba genial.

Voluntarios de reAcción Paraguay camino a la Escuela Alborada

Estando a punto de llegar nos topamos con el Río Acaray, era hermoso. Al llegar a la escuela vimos a varios niños jugando, corriendo, hablando, riéndose, era tan grato ver aquello. Los niños nos guiaron hasta el único profesor que se encontraba en ese momento, él nos comentó que la directora no se encontraba debido a que estaba en una capacitación, lo cual resultó algo triste para nosotros ya que caminamos e hicimos todo ese trayecto para poder hablar con ella, para poder conocer la situación en la que se encontraba la escuela, pero no necesitamos de palabras para poder saber que la situación no era para nada buena, el baño estaba en pésimas condiciones para una escuela. El profesor también nos comentó que él llevaba clases con dos grados; 3ro y 4to, en una misma aula. La directora daba clases a también dos grados; 1er y 2do, y como que ella no se encontraba, los grados ya mencionados anteriormente, no tenían clases.

No necesitamos de palabras para poder saber que la situación no era para nada buena, el baño estaba en pésimas condiciones para una escuela

Con pena y tristeza por la situación en la que se encontraban los niños, salimos de ahí para encaminarnos nuevamente a nuestros hogares. Por el camino de vuelta fuimos a las costas del Río Acaray a admirar la belleza natural, es un lugar bastante precioso, el agua, los árboles, todo. Retornando nuestro camino por suerte vino un bus que nos llevaba justo frente a nuestro destino, lo cual nos alivió bastante ya que estábamos algo agotados por el trayecto de ida. El chofer nos dejó subir y se molestó porque entregamos 1.000 Gs. con boleto estudiantil, entonces tuvieron que dar 2.000 Gs. más el boleto estudiantil, pues era la única forma de ir.

Voluntarios de reAcción Paraguay camino a la Escuela Alborada

A pesar de los inconvenientes fue una gran aventura, caminamos, cantamos, vimos lindos animales y pudimos hablar con el profesor, lo cual ya sirvió de algo. Supimos cómo aquellos niños deben dar clases y en qué condiciones están haciéndolo. Pero esto no se queda acá, volveremos a ir a la escuela las veces que sea necesario para que gente inocente no sufra aquello que gente corrupta no hace.

Paisajes ParaguaYOites.

Daniela Fariña (15 años), voluntaria del proyecto ParaguaYOite de reAcción Paraguay.

Obs: Esta es una anécdota de visita a instituciones educativas durante la segunda parte del Monitoreo de Ejecución Física (MEF) del FONACIDE en el 2018. Anécdotas de otros voluntarios de la organización serán publicadas con el fin de compartir, con nuestros lectores y defensores de la causa anticorrupción, sus miradas de la realidad sobre infraestructura educativa en Ciudad del Este y sus experiencias durante el MEF del FONACIDE.

--

--

reAcción Paraguay

Educación cívica para el empoderamiento y compromiso social en el combate a la corrupción y la promoción de transparencia | @SoyParaguaYOite | #TransparenciaPy